sábado, 31 de janeiro de 2015

Rabino israelí: EIIL es un aliado de Israel

Via HispanTV

Pic

Un rabino israelí aseguró el viernes que la presencia del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en la región de Oriente Medio es un apoyo para que el régimen de Tel Aviv alcance sus objetivos.

“Dios ha lanzado al EIIL contra las naciones que quieren acabar con Israel”, alegó Nir Ben Artzi durante su sermón semanal en los territorios ocupados citado por la agencia palestina de noticias ‘Sama News’.
La incorporación de los europeos a las filas de EIIL y su posterior retorno a sus países para perpetrar actos terroristas, estimula la emigración judía a los territorios palestinos, razón por la cual a juicio de Ben Artzi, este grupo takfirí es aliado del régimen de Israel en la región.
Los integrantes de EIIL, en su avance en Irak y Siria, cometen crímenes de lesa humanidad contra todos los grupos étnicos y religiosos, incluidos chiíes, suníes, kurdos y cristianos.
El rabino israelí ha hecho estas declaraciones mientras que según el portal norteamericano ‘Veterans Today’, el líder de Daesh, Ibrahim al-Samarrai, recibió entrenamiento militar de los servicios secretos del régimen de Tel Aviv.
Según agrega la fuente, la inteligencia del régimen israelí, el Mossad, sometió durante dos años al líder del EIIL a un entrenamiento militar, contra guerras psicológicas y de propaganda de terror y miedo entre los musulmanes.
El exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés), Edward Snowden, dio a conocer recientemente que el EIIL había sido creado mediante un trabajo conjunto de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos, el Reino Unido y el régimen de Israel.
En sus memorias ‘Hard Choises’ (Decisiones Difíciles), la exsecretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, confiesa que el EIIL fue creado en Oriente Medio por Washington, para utilizarlo en la materialización de sus objetivos.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Comentários são como afagos no ego de qualquer blogueiro e funcionam como incentivo e, às vezes, como reconhecimento. São, portanto muito bem vindos, desde que resvestidos de civilidade e desnudos de ofensas pessoais.
As críticas, mais do que os afagos, são benvindas.