quarta-feira, 29 de fevereiro de 2012

ALBA: uma realidade distante do Brasil

Via Telesur

Raúl Castro destaca que ALBA busca desarrollo a favor de los pueblos y no a costa de ellos

     

Raúl Castro destacó creación de la CELAC como el acontecimiento más trascendental de los últimos 200 años. (Foto: teleSUR)

El presidente de Cuba, Raúl Castro, dijo este sábado en la instalación de la XI Cumbre de la Alianza Boliviariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que este bloque busca el desarrollo justo y equitativo a favor de los pueblos y no a costa de ellos.

“Es una estrategia de desarrollo justo y equitativo a favor de nuestros pueblos, y no a costa de ellos”, resaltó el mandatario cubano.

En una breve intervención, dijo que es imposible desconocer los resultados de los planes de desarrollo social del ALBA.

“Tiene un impacto innegable con resultados imposibles de desconocer”, declaró y agregó “me voy lleno de optimismo”.

CELAC: acontecimiento histórico

Al referirse a los procesos de integración del continente a través de organismos como el ALBA, Raúl Castro, hizo especial mención de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y la significación histórica de su creación el pasado diciembre en Caracas, capital  de Venezuela.

Para el líder del país caribeño no hay un acontecimiento más importante desde la declaración de la independencia en los países de América Latina, hace 200 años, que “la creacion de la CELAC”.

“Ha sido un gran paso de avance”, añadió. “Ahora es una tarea de mucha paciencia, de mucha compresión”, que pasa por el respeto a la diversidad y de todas las opiniones.

Chávez: el propósito de esta cumbre es darle mayor fortaleza a la estructura del ALBA

ALBA impulsa nuevo espacio para fortalecer su sistema económico

Morales propone liberación económica, social y cultural en cumbre del ALBA

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Comentários são como afagos no ego de qualquer blogueiro e funcionam como incentivo e, às vezes, como reconhecimento. São, portanto muito bem vindos, desde que resvestidos de civilidade e desnudos de ofensas pessoais.
As críticas, mais do que os afagos, são benvindas.